La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Despedida de la Comunidad de Yeste

Despedida de la Comunidad de Yeste

“Al hilo de la Providencia”... Nuevos envíos, Nuevos campos, Nuevas comunidades,
Nuevos pueblos… Era un futuro previsible, para lo que íbamos dando pasos;
Y ha llegado el momento de hacerse realidad.

RECOGEMOS ALGUNOS TESTIMONIOS

NOS DICE LA COMUNIDAD:
Fue en la visita que nos hizo Miriam, cuando vimos que había llegado el momento de decir adiós a nuestra misión en Yeste. El equipo general así nos lo confirmó.

“Al hilo de la Providencia” yo, desde ahí lo estoy viviendo:

  • Un horizonte totalmente nuevo
  • Un espacio nuevo a descubrir.

En paz, en serenidad, con el espíritu y el corazón abiertos...nos ponemos en sus manos.

Hay algunas de vosotras que queréis acompañarnos estos días, GRACIAS desde ahora; Y a todas…-RECORDARNOS en esa tarde del día 11.
Uníos a nosotras, y… Os damos las gracias a cada una de las que habéis pasado por Yeste; entre todas hemos hecho el camino para llegar hoy hasta aquí.
Hoy vivimos esta situación:
La Residencia de Ancianos hace tiempo que la dirigen los seglares; y lo están haciendo muy bien. Nosotras vamos cumpliendo años y es hora de dejar paso a otras personas más jóvenes.
Nuestra propia fragilidad y no tener relevo, las distancias y la regular comunicación, para alguna era problema.
No es fácil decir adiós a una gente a la que queremos y sentimos que nos quieren; tantos años vividos con intensidad!
Hemos querido vivir la Encarnación, con ellos y desde ellos; hemos recibido mucho, hemos gozado y hemos sufrido.
Pero Dios siempre sale a nuestro encuentro y nos llevará a otra tierra donde vamos a encontrar hermanos/as que nos acompañan… y El estará allí.

La comunidad de Yeste y acompañantes

ELENA FERNÁNDEZ estuvo presente. Este es su testimonio:
Cuatro años había vivido la misión en Yeste. Fui allí con mi buena voluntad, pero con un camino a recorrer…de aprendizaje para acompañar a las personas mayores de la Residencia, con los ojos bien abiertos, el corazón bien atento y con la ayuda de las hermanas.
Señor, ¿cuándo te vi enfermo y te atendí, ¿Cuándo estuviste triste y te di mi cariño? ¿Cuándo te devolví tu sonrisa y alegría, con una caricia, con una palabra amable?
¿Cuándo te lavé, te puse limpio, te aseé? Señor, ¿Cuándo…? Cuando lo hiciste a uno de estos mis más pequeños hermanos…
Y así, poco a poco iba descubriendo la manera y actitud ante los ancianos, con toda mi dedicación y amor…

NOS HABLA TERE OZORES:
Hace 26 años que una comunidad de ursulinas llenas de ilusión y de coraje, llegó a Yeste respondiendo a una llamada de la parroquia, para hacerse cargo de una residencia de personas mayores. El reto no era sencillo, pero paso a paso con la fuerza y la tenacidad que da el saberse enviadas a una misión de Encarnación, el cariño, la entrega, la creatividad, fueron impulsando con aires nuevos este espacio de acogida. Y a la vez otras tareas que fueron surgiendo en la parroquia y en el pueblo
Hoy la residencia es un lugar cálido, acogedor, cuidado y la comunidad actual. después de un periodo de discernimiento ha sentido que es el tiempo de dejar a otros la tarea de mantener la vida, de continuar el camino.
El domingo 11 de setiembre Josefina, Alegría, Marivi y Julia se despedían oficialmente. No era fácil para ellas. Las gentes de la residencia y del pueblo ocupan una gran parte de su corazón, y del de otras hermanas que pasaron diferentes periodos de tiempo. De otras comunidades fuimos llegando para acompañarles. . Incluso las que no habíamos vivido nunca allí pero siempre seguimos con interés su recorrido, sentíamos la intensidad del momento, la nostalgia, ese dolor de tener que decir.. Hasta siempre!!

¿Qué me marcó el 10 y 11 de septiembre en YESTE (Albacete)? RESPONDE ARACELI PINEDO:
Con un corazón alegre y agradecido de poder visitar, por última vez, y acompañar a la Comunidad que celebraban los 26 años, allí, dando y recibiendo vida en la Residencia y junto a la gente sencilla del pueblo y las aldeas. También estando cerca en el sufrimiento por cerrar puertas y contemplar la Residencia regada por tantos sudores, amor y ternura hacia los ancianos, enfermos y personal que va a continuar dando ese punto de cercanía de lo que empezaron nuestras Hermanas...
El día 11, “Gran Día” que participamos en la comida con seis de los Sacerdotes que estaban o habían pasado esos años, y las dos encargadas de la Residencia. Fueron momentos de recordar y agradecer vivencias entrañables.
Una vez que nos quedamos las Ursulinas solas, Miriam nos invitó a manifestar lo que habíamos sentido y vivido en estos dos días. Yo puedo decir que me sentí más hermana en las alegrías y en las penas, en el gozo y esperanza, también en el cansancio, pero, al día
siguiente volví con un corazón dilatado y cantando:
“Te doy gracias, Señor de todo corazón……….” ¡MAGNIFICAT…..!


EUCARISTIA-SALUDO DE ENTRADA: Miriam hace un recorrido de la Comunidad desde su fundación

Un saludo cariñoso a cada uno, a cada una. Gracias por estar hoy aquí.
También las hermanas Ursulinas nos hemos convocado en Yeste, para vivir este momento. Hemos venido de diferentes partes de España. De la zona norte, desde Bilbao, Pamplona….desde Asturias y Madrid. Desde el sur; Roquetas, Málaga y Córdoba… queríamos estar hoy con ustedes y con las hermanas de la comunidad que se disponen a partir.
Hace 27 años que llegamos aquí llenas de energía, de sueños, de esperanzas, llegamos convencidas de que la llamada del Señor era a plantar nuestra tienda en esta tierra, de que la llamada era a caminar con el pueblo, es lo que hemos intentado hacer durante estos 26 años. Puede parecer mucho tiempo pero sin embargo, se nos hace corto ante toda la riqueza vivida.
La primera comunidad, vino un 8 de enero de 1990, para hacerse cargo de la residencia de personas mayores y esa ha sido la tarea misionera de la mayor parte de estos años. Tarea en la que se han involucrado muchas hermanas que han ofrecido su servicio en este lugar.
HOY, miramos con gusto esta parte de nuestra historia. La residencia sigue siendo una respuesta, para esta zona, esa respuesta ha ido creciendo y consolidándose. Y hoy es un proyecto llevado adelante por un grupo de trabajadoras con el acompañamiento de la parroquia. El espíritu de servicio y de atención a los mayores que motivó el proyecto desde el comienzo sigue presente.
La comunidad ha tenido la oportunidad de vivir algunos años su propia etapa de jubilación, en cercanía con la residencia y en una mayor inserción en el pueblo, esto ha sido también una experiencia de crecimiento y de maduración de nuestro proyecto en medio de ustedes...textos completos final de página

Portafolio