La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Spiritualité > Portes d’entrée pour une spiritualité de l’Incarnation > Encarnación : escuela de vida

Other languages :   fr     en  

Encarnación : escuela de vida

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français]

Familia de la Encarnación: secunda puerta de entrada

Encarnación : escuela de vida

Como con la “puerta de entrada “anterior, esta proposición puede ser el tema de varios encuentros, libremente, a partir de diferentes puntos...

Un tiempo de acogida...

Una palabra del P. Baudouin

Nuestra experiencia de escuela ¿Qué evoca la escuela para nosotros?

Para el P. Baudouin, la Encarnación es:
antes que nada una escuela de vida cuyo Maestro es Jesús:
“Es Jesús que quiero que copiéis”. Carta 1 de enero 1825

El lugar de esta escuela es la vida cotidiana. Es el “hoy y aquí” en la vida de cada día, dentro de nuestras casas, de nuestras familias, de nuestras comunidades, de nuestras vidas profesionales, de nuestras relaciones... Es allí donde realizamos este “copiage” o esta “imitación “de Jesús, según las expresiones del P. Baudouin, o también, según las palabras del Evangelio, este caminar siguiendo a Jesús. (en otro tiempo el “ copiage “ era castigado en la escuela )

Se puede proponer la lectura de la carta del P. Baudouin del 1° de Enero de 1815 para entender mejor el sentido que le da a la expresión: “Es Jesús que quiero que copiéis”

Testimonios del tesoro común

Nos hacemos “discípulos en la escuela de la Encarnación” con un Maestro: “El Verbo Encarnado, nuestro Señor y Maestro”, con una Maestra. “María nuestra Buena Madre y Maestra” (RP¨10). Siguiendo las enseñanzas del P. Baudouin. P 28
- Ponerse a la escuela del Verbo Encarnado que se hizo cercano. Él sigue habitando entre nosotros: es realmente el mensaje, Él habita. “Desde que Dios se hizo hombre, todo rostro humano se vuelve en lugar de su encuentro” (libro de vida de las hermanas UDJ, n° 33) p5
- Es una escuela que se debe descubrir de nuevo cada mañana. p6
- La Espiritualidad de la Encarnación, es el Espíritu de Jesús vivo en las situaciones, los estados de vida de los hombres y mujeres de hoy día, por consiguiente es preciso descubrirlo... considerar los acontecimientos como caminos de Encarnación. Vivir la proximidad con la gente: el “estar con” en la sencillez como Jesús sobre los caminos de los hombres: “Es Jesús que quiero que copiéis” p 11,12
- Vivir la Encarnación, es abrir los ojos frente a los acontecimientos cotidianos para percibir las urgencias, los primeros signos de vida, listos para el don de nuestra vida, lo que podemos aportar... p, 17. 23
- Vivir el “aquí y hoy” de lo que el Señor nos enseña a través de los acontecimientos. P.13
- La Encarnación es un misterio escondido. Nos hace vivir en todo momento en una actitud de búsqueda, encontrando su presencia en lo cotidiano.

¿Qué palabras me interpelan en estos testimonios? ¿Por qué?

“Grano de mostaza par masticar” (Palabra de Dios).

Jesús nuestro compañero de camino
. Lucas 24, 13-35: sobre el camino de Emaús
- un compañero de camino no reconocido
- un compartir de palabras
- un compartir del pan

Práctica

Tomo poco tiempo cada día o de dos a tres veces por semana, como quiero, para revisar:
- los rostros encontrados y cómo yo los he acogido
- los acontecimientos que han sido para mí “signos de vida”

Yo tomo estos rostros, estos acontecimientos en mi oración.
- un gesto: yo miro a mi alrededor para ver si puedo dar un tiempo a una persona que necesita ayuda, una visita...