La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Laïcs > Partage de vie > María Jesús : una fundadora acorde a los signos de los tiempos

María Jesús : una fundadora acorde a los signos de los tiempos

La hermana María Jesús Reparaz UJ que vivió gran parte de su vida en Chile tratando de hacer vida lo que el Concilio le pidió. Por eso, las Fraternidades han intentado hacer un pequeño acercamiento de algunas claves del concilio Vaticano II para entrar a agradecer la vida de su fundadora.

Todo el año 2012 hemos recordado como Iglesia, los 50 años transcurridos desde el Concilio Vaticano II.

¿Para que era necesario un Concilio?

Juan XXIII, explica en su discurso inaugural :
“... una cosa es la sustancia de la antigua doctrina, del depositum fidei, y la otra la manera de formular su expresión y de ella ha de tenerse gran cuenta...”

Eso nos llama a la Primacía y Centralidad del Misterio de Jesucristo en la salvación de toda la humanidad.
Y a la Iglesia como signo e instrumento de la unión intima con Dios y de la unidad de todo el genero humano y sacramento de Salvación (Lumen Gentium nº 1 y 48)

Una Iglesia que encuentra su sentido y origen en el Misterio de Dios, uno y trino. El Dios trinitario que se nos manifestó en Jesucristo y que sigue iluminando y sosteniendo, con la fuerza de su Espíritu, el caminar de los creyentes y de todos los hombres de buena voluntad; en medio de las vicisitudes de la vida, hacia la consumación de la historia.
Una Iglesia entendida como Misterio y Sacramento, dando énfasis a la imagen bíblica de la Iglesia como Pueblo de Dios (Lumen Gentium, capitulo II).

Esto tiene que ver con una redefinición de la coexistencia cristiana al interior de la Iglesia, como el rol sacramental y misionero con respecto a toda la humanidad, más que nunca en su inmensidad y pluralidad.

La Iglesia vista como pueblo de Dios se constituye, no de las distinciones estamentales y jerárquicas... sino precisamente desde su ser comunidad o pueblo de hermanos, iguales en dignidad, en virtud del bautismo. Se trata de recuperar para todos los cristianos la conciencia de su dignidad y que todos están llamados a la santidad, índole escatológico y el carácter único y materno de la virgen María para todos los discípulos de su hijo Jesús.

La misión común de la Iglesia se realiza en el mundo con diversidad de situaciones existenciales... la mirada del Concilio es inclusiva y abierta a la diversidad.

Todos los miembros de la Iglesia son corresponsables de esta misión común: confesar la fe en Jesús como el Cristo y anunciar su Evangelio a toda la humanidad.

1.- A LA LUZ DEL CONCILIO, QUEREMOS DECIR UNA PALABRA SOBRE NUESTRA FUNDADORA

Querida familia hemos intentado humildemente hacer un pequeño acercamiento de algunas claves del concilio Vaticano II como introducción, para ahora entrar a agradecer la vida de nuestra fundadora, la hermana María Jesús Reparaz UJ que vivió gran parte de su vida en Chile tratando de hacer vida lo que el Concilio le pidió: ser testigo del Resucitado, anunciar su Evangelio, explícitamente y a través del testimonio de vida, abierta a los signos de los tiempos.

Maria Jesus -2007

Una mujer consagrada, disponible al Espíritu...

María Jesús llega a Chile, en los años setenta a la ciudad de Santiago; en la comuna de San Miguel ejerce como profesora de castellano en un colegio que administraban las hermanas UJ. Y que era del arzobispado de Santiago, es ahí que comienza una historia de amor y servicio en opción por los jóvenes...

Como profesora les abrió a una expresión escrita y oral más profunda poniendo énfasis en el desarrollo como personas integras. Al mismo tiempo ofreció sus servicios a la parroquia Santo cura de Ars, donde se le solicitó revitalizar al grupo juvenil.

Cabe recordar... eran tiempos difíciles a nivel político y social en Chile. Terminaba un gobierno democratacristiano. Existía una gran polarización política, llegando después de tres campañas a la presidencia una persona del partido socialista y al cual sectores del país y de fuera lo desestabilizaron hasta tal punto que se produjo en septiembre de 1973 el golpe militar, comenzando una dictadura; que trajo mucho dolor, miedo, incertidumbre. En 1980 hubo cambio de constitución, además entramos a presión al sistema neoliberal en todo lo referido a lo económico, con todo lo positivo y todo lo negativo. Aquí en el país como en muchos otros se centralizó en el factor lucro por sobre lo social, provocando grandes brechas a todo nivel. Es en este contexto que María Jesús hizo vida los acuerdos del Concilio vaticano II en nuestra tierra.

Es en el grupo juvenil donde acogió a los jóvenes como una madre con paciencia, ternura y firmeza, les abrió espacios de oración-formación y les llamo a servir; sin descuidar la formación en los valores cristianos, y es así como se encontraban en un mismo grupo, jóvenes de distintas tendencias políticas; que poco a poco sentían como centro al Señor de la vida y con ella oraban cantando “ el Señor es mi fuerza, mi roca y salvación...” lo que les llevo a un respeto y cuidado de unos por otros.

Los jóvenes salían a ser testigos del Resucitado sirviendo en la catequesis, en la confirmación y misionando en lugares rurales de Chile.

Y así pasaron los años... de jóvenes... a jóvenes adultos, la mayoría ya en educación superior... es así que un pequeño resto... converso con María Jesús del interés en continuar profundizando el evangelio en comunidad, con un compromiso por el Reino mas maduro...

María Jesús nos ofrece el carisma de la Encarnación como camino de fe, que nos lleve a vivir como laic@s, una espiritualidad en el día a día...

Un 9 de agosto de 1981 comienza un proceso de vida, tanto a nivel personal, como comunitario... todo, a partir de un sencilla y pequeña comunidad.

María Jesús va imprimiendo gota a gota el Carisma en nuestro corazón, primero que nada con su testimonio de vida...

Abiertos al Espíritu,
conocer el Hijo
y con ÉL hacer la voluntad del Padre
en el aquí y ahora,
acompañados de María
en la Escuela y Familia de la Encarnación...
viviendo sencillamente, en medio del mundo,
en lo concreto, allí donde estamos todos los días,
colaborando en la construcción de Reino.
(Documento Identidad-Fraternidades de Chile).

Nuestra fundadora, desde un comienzo nos trato de igual a igual.

Nuestros encuentros eran en circularidad, cada opinión era valorada... crecimos en confianza, en autoestima, en la fe...
Aprendimos juntos a elaborar el proyecto personal y comunitario que hasta hoy nos acompaña ayudándonos a priorizar en lo que nos sentíamos llamados a vivir en las distintas etapas tanto a nivel personal como comunitario. También nos ayudo a concretar nuestras distintas vocaciones: a nivel de estudiantes, luego como profesionales en los ambientes laborales, al formar familia y en los servicios pastorales.

Realizábamos asambleas anuales, como en la actualidad; donde evaluamos a la luz del Evangelio, proponiendo Líneas Fuerzas a seguir como Movimiento.

Servíamos en la parroquia, íbamos a misiones a otros lugares e invitábamos a las hermanas Ursulinas a vivir esta experiencia.

Reconocemos que Juan Pablo II influyo con sus cartas de apoyo y recomendaciones a los nuevos movimientos de laicos suscitados por el Espíritu y que él, recalca son de gran diversidad y riqueza para la Iglesia. A otros y a nosotros nos invito en su visita a Chile a mirar y seguir a Jesús Verbo Encarnado, con tal convicción, que fue un llamado a la conversión.

Nos apoyaron: otras hermanas Uj de Chile y de fuera, contamos

Oswaldo Santana, FMI

con encuentros muy fructíferos con distintas hermanas generales y consejeras de la congregación, otros creyentes como el vicario de la zona sur Monseñor Camilo Vial, sacerdotes como Álvaro la Petra, Paco García ...y Osvaldo Santana FMI de Venezuela que nos motivo a vivir la Encarnación como don, llamada y compromiso...

Thérèse Cloutour, UJ

En forma especial recordamos a nuestra segunda asesora general, Thérèse Cloutour, hermana UJ francesa que estuvo muchos años en nuestro país y que nos ayudo en la profundización cotidiana del carisma, primero que nada con su sencillez, austeridad, capacidad de escucha; ella estaba con cada un@, como personas y con nuestras familias, acompañándonos en procesos de discernimiento en nuestras vidas, de matrimonio, de hijos y como Movimiento Católico Laico.

María Jesús, nos alienta a ser discípulos del Hijo y con Él, misioneros del Padre

Nos hace un constante llamado a la conversión y a la evangelización ahí en medio de donde vivimos, contagiándonos el amor a la Palabra, a la Eucaristía...

La oración siempre fue un pilar inagotable de encuentro con el Amado...

Uno de los textos fundamentales hasta hoy es :
“Si vivimos unidos en el mismo Espíritu,
Si tenemos un corazón compasivo...
Tengamos con nuestr@s herman@s...
Los sentimientos de Cristo Jesús” (Filipenses 2, 1-5)

Vivir la Palabra a nivel personal, comunitaria, buscando relaciones de igualdad, para que; como laicos seamos en medio del mundo testimonios vivos del Verbo, lo único válido para ser creíbles. E ir descubriendo en los otros, en los ambientes, en los signos de los tiempos las semillas del Verbo...

Es por eso que servimos insertos en los lugares donde vivimos con nuestras familias: parroquias, capillas, colegio de nuestros hijos, centro de madres, talleres para mujeres, en nuestros lugares de trabajos... teniendo como primera misión nuestra iglesia domestica, que hasta hoy es una opción que constantemente renovamos.

Una mujer formadora

Cada libro o instancia de formación la compartía y la daba en gratuidad; incentivando nuestra formación permanente...

Una mujer consagrada unida a los pastores

María Jesús nos motiva a vivir las orientaciones de nuestros obispos... y estar informad@s de las realidades del mundo y de la iglesia.

El criterio, hacer vida este Carisma y darlo :
Contemplar...adorar...vivir como Jesús, misericordia encarnada.

Les aseguro que cuando lo hicieron con uno de estos mis hermanos mas pequeños,
conmigo lo hicieron. (Mateo 25,40)

Una mujer atenta a los signos de los tiempos y que nos animaba a construir comunidad

Es ahí donde nos nutrimos del amor de Jesús, donde vivimos la experiencia de acogernos y escucharnos con ternura, donde no formamos integralmente para salir una y otra vez a nuestras distintas realidades a amar y servir.

Una mujer que nos entregaba a María como compañera de camino

Sabiendo que somos peregrin@s... cuanta veces cantamos... oramos... ven con nosotros a caminar, Santa María ven....

2.- CON SU EJEMPLO, CAMINAMOS UNIDOS A LA SANTA TRINIDAD CON ESPERANZA...

Una pregunta CLAVE que nos hacemos en nuestro 32 ° aniversario como Movimiento, es si

¿Como parte de esta Iglesia
hemos facilitado una experiencia de autentico encuentro liberador
con el Dios de Jesucristo?
Asemblea Fraternidades-22 julio 2009

Hemos intentado aportar una gota a este gran océano que es la humanidad, muchas veces nadando contra corriente:

• Cuando el mundo nos llama al individualismo nosotros optamos vivir la fe en comunidad (experiencia de sentirnos amados y aprender a amar; teniendo nuestros encuentros en base a tres pilares :
1.- Oración
2.- Comunicación en profundidad
3.- Formación
: viendo a la persona como una totalidad, desarrollando afectividad, relaciones, informándonos y analizando las realidades actuales del mundo y del país, formándonos como lideres cristianos; teniendo una palabra clara en esta hora tan difícil para la Iglesia, y en lo espiritual dando énfasis al carisma de la Encarnación; vivido desde la realidad del laic@). Ha sido una experiencia tan potente que poco a poco abrimos nuestros espacios comunitarios a otr@s que quieran vivir esta experiencia. El Carisma es un don para el mundo.

• Cuando el mundo nos llama al éxito y a un consumismo compulsivo y a la competitividad exacerbada, nosotros optamos por la iglesia domestica, llevando una vida sencilla, austera. ejercitando una solidaridad permanente; comenzando con los que están mas cerca, cuidando nuestros vínculos.

• Cuando se nos llama a usar y vivir para la tecnología, nosotros preferimos encontrarnos, acogernos con delicadeza, compartir en profundidad, en circularidad. Y la tecnología la usamos como un medio, para informarnos y formarnos, para contáctanos con los que están a distancia; con una palabra, con un saludo, con la unión en la oración, cuidando y aportando a la familia de la Encarnación y a otr@s.

• Cuando el mundo nos llama a la secularización, nosotros optamos por una constante conversión teniendo como criterio
Contemplar...adorar...vivir
como Jesús, misericordia encarnada, en el día a día
.
Hacer silencio interior para encontrarnos con el alma... escuchar nuestras llamadas mas profundas y decidir ser discípulos misioneros dando y recibiendo luz, en una dinámica gestadora de vida.

• Cuando el mundo nos llama al hedonismo, nosotros optamos por estar atent@s a las realidades, acogiendo al que sufre los males de este tiempo, evangelizando desde el amor, a veces expresándolo como compañía silenciosa y compasiva, otras es palabra de alerta, en abrazo que consuela, paciencia que perdona, disposición a dar lo que se aprende, o se torna en indignación por la injusticia y la denuncia profética. Ver el rostro de Cristo en el hermano, y así oír el llamado del Espíritu a cuidarnos y sostenernos unos a otros con entrañas de misericordia...

Sentimos que emerge en lo pequeño, silencioso un mundo nuevo, estamos en una nueva era... muchas personas en lo cotidiano están colaborando para que así sea.... son nuevos procesos de vida.... en estos procesos nosotros hemos buscado la compañía de María, mujer de fe; que desarrollo una profunda vida interior y de unión con sus hij@s...

Y con Ella, ir forjando una conciencia ética lúcida, cada uno a su ritmo; que nos guía desde nuestro interior, no es tarea fácil se requiere de fe y ejercitar una y otra vez la voluntad que nos sostenga firmes en este eje interno en medio de todas las circunstancias tan cambiantes hoy en día, por eso creemos indispensable aquietarse, apagar la televisión, el celular, el computador,...

... Hacer silencio y sentir nuestro propio respirar y allí en la máxima simplicidad y quietud dejar que la hoguera sagrada, el Espíritu del Verbo nos ame y nos impulse una y otra vez a levantarnos, a clarificarnos; salir a servir y amar a nuestras distintas Galileas cotidianas...

Querida María Jesús gracias por tu entrega generosa, por arriesgarte a compartir el carisma de la Encarnación a los laic@s y abrir caminos como Iglesia para los tiempos nuevos ¡eres un ejemplo de vida!!!

Gracias por tu fe, tu nos diste elementos claves de la espiritualidad; vivir el aquí y ahora, ser nazaren@s y cada una de la insistencias de LMB... que intentamos hacerlas vida... en nuestra cotidianidad.

Gracias por tu gran pedagogía al acompañarnos, desarrollándonos el espíritu crítico... que nos ayuda a avanzar... atent@s a los tiempos de hoy.

Gracias por permanecer con Nosotr@s, unida en la oración, respondiendo a nuestros correos y tarjetas, siempre nos alientas a ser líderes del Resucitado...

Pedimos al Señor siga bendiciendo tu misión de entregar al Verbo Encarnado...

Damos Gracias al Senor por tu vida ¡

Rita VASQUEZ, Santiago